Últimos temas
» Registro de Personajes
Jue Jun 12, 2014 1:29 am por Nyxie

» :: Reglas: Apariencia.
Jue Mar 20, 2014 6:42 pm por Leviatán

» :: Reglas Generales
Jue Mar 20, 2014 6:39 pm por Leviatán

» ficha de demonio
Jue Dic 12, 2013 3:54 pm por belcebu

» Personajes Cannon
Miér Ago 07, 2013 2:53 am por Liam O' Connor.

» Re-apertura y censo.
Miér Ago 07, 2013 2:13 am por Liam O' Connor.

» Do you remember
Mar Jun 25, 2013 2:44 am por Anniek

» La diversion siempre se frie acompañada con risas. / Libre.
Dom Jun 09, 2013 8:57 am por Juan Mccollin

» Me semi presento
Sáb Mayo 11, 2013 12:29 am por Liam O' Connor.

» Cannon: Aria K. Eckhart
Lun Mayo 06, 2013 5:11 pm por Liam O' Connor.

Ao no Exorcist RolMontesquieu AcademyPhotobucketSubir imagenesHospital DhementiaThe Raven HeartsLost Dimensions: Foro de rol Yaoi/Yuri/HeteroRapidus TerraPhotobucket40x40 Memento


Vanidad de vanidades.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Vanidad de vanidades.

Mensaje por Vanidad. el Jue Feb 21, 2013 3:16 pm

Vanidad.
(Pecado) Capital. | Fémina. | 3,500 años.
Ideología & Psicología.
"El fin justifica a los medios".
Maquiavelo.
La existencia y su banalidad no son algo que sea oportuno cuestionar. Vivir y disfrutar; gozar de la relatividad, de los encantos de la susceptibilidad. Escrutar posibilidades, reinventarse día con día. Lealtad no es una palabra en el léxico de un demonio. Esperar al final sin dejar pasar alguna oportunidad.
Si es que existe un final...


Cuando somos felices siempre somos buenos, pero cuando somos buenos no siempre somos felices. El desprecio a lo mundano es la envidia a su libertad. ¿Qué sería del mal sin el bien? Una benignidad mediocre. Causa y efecto como única ley absoluta en la Tierra.
Los humanos son los únicos seres capaces de perder más de lo que creen ganar. La vanidad es lo único que resta en una vida efímera y desabrida. El esfuerzo es vanidad: La valentía, el amor, la esperanza, el regocijo, la libertad, la paz, el odio, el rencor, el mismo Satanás es pura vanidad.
El "yo" es el único pronombre existente. Individualismo no es un concepto, es una filosofía y un modo de vida; la concentración de todo lo que vale la pena. Amor propio como el vicio maestro. La existencia ajena es tan sólo un obstáculo.
¿O escalón?

& entonces las variaciones de la vida, la eternidad, de la Tierra, destino o como se le quisiese llamar, se definen (limitan) a un vulgar juego aleatorio regido por el Caos. Anarquía y placer: Por siempre y para siempre sea venerados.

La vida es una ruleta rusa.

_______________________________________________

Siete hermanos: Avaricia, Envidia, Gula, Ira, Lujuria, Pereza & Vanidad.
Todos estrechamente relacionados. Según la historia, la forma en que se presentan, son hijos del mismísimo Lucifer, el cual tiene sobre ellos absoluto e indiscutible poder pero, ¿es éso cierto? El único libro capaz de llevar un recuento de los daños y años de la historia de la eternidad, es aquel inspirado por la unción Divina del único Ser eterno: La Biblia.

"Eras un modelo de perfección,
lleno de sabiduría y de hermosura perfecta.
Estabas en Edén, en el jardín de
Dios,
adornado con toda clase de
piedras preciosas:
rubí, cirsólito, jade,
topacio, cornalina, jaspe,
zafiro, granate y esmeralda.
[...]
yespecialmente preparados para ti
desde el día en que fuiste creado.
Fuiste elegido querubín protector,
porque Yo así lo dispuse.
Estabas en el Santo Monte de
Dios,
[...]
Desde el día en que fuiste creado
tu conducta fue irreprochable,
hasta el día que la maldad halló cabida
en ti."
Ezequiel 28:12-17.
¿Y cuál fue el pecado de Satanás?
Vanidad...

"Decías en tu corazón:
«Subiré hasta los cielos.
¡Levantaré mi trono
por encima de las estrellas de Dios!»"
Daniel 14:13.
El principio del mal. La madre de Satanás. Muy por el contrario a su naturaleza, Vanidad ha permanecido en las sombras con un perfil bajo en los círculos del infierno, pues su mayor atributo es la astucia.

"Ley del Poder N°1: Nunca le haga sombra a su amo".
Esfuércese siempre por lograr que quienes están jerárquicamente por encima de usted, se sientan cómodos con su sensación de superioridad. [...] Hágalos parecer siempre más brillantes de lo que en realidad son...
―Robert Greene.
La razón principal porque sigue al príncipe de las tinieblas, oscilaría entre un instinto morboso de contemplar su destino final y el cuidado del correcto culto al caos.
Sus aspiraciones no son más que ver al mundo arder. La existencia le es tan banal e incuestionable que ha optado por ignorar el hecho de saberse viva y predestinada a algo. Captar la admiración de las almas inocentes que crucen por su camino es de las pocas cosas que pueden llegar a importarle.
Vanidad está íntimamente conectada con Envidia y Lujuria por encima de sus demás hermanos. El resto le son auxiliares menores.

A diferencia de muchos otros demonios, poco cree que Satanás tenga el poder de gobernar sobre la Tierra; considerándose a sí misma como su creadora, le menosprecia al punto de la casi total falta de fe en muchos de sus planes. Pero, claro, es más divertido estar de su lado.
Como se dijo antes, Vanidad no conoce la palabra "lealtad", es incapaz de sentir algo más que el amor propio. El placer, el caos y la mentira, le son queridos y familiares por ser reflejos de sí misma.
La mayor mentira que se ha creído a sí misma, es creerse el ser perfecto. Sus manías, modo de vivir y de pensar se centran específicamente en tratar de convencerme más y más a sí misma y al resto, de la perfección que posee.
Los puntos ciegos de su personalidad bien podrían ser la facilidad con que puede ser herida con un simple error, la impotencia de saberse muy por debajo del poder de La Trinidad y su hermana Envidia.

Sin embargo, Vanidad tuvo que adoptar una completamente distinta (e inventada) personalidad para su vasija. Conociendo al derecho y al revés el poder y secretos de la seducción, manipular mortales le resulta un juego de niños. Ella es consciente de la preciosa cara de ángel de su vasija, la cual moldea con multifacetas correspondientes al propósito en mente.
Para guardar apariencias, conserva bastantes de los rasgos de la personalidad de su vasija, como aquel inocente abaniqueo de pestañas que le concedía las puertas del cielo. La perversa inocencia de la que están llena sus curvas y sus ojos turquesa le permiten abusar de sus atributos de forma elegante y eficaz.
Su estrategia es mantener un perfil bajo y condescendiente con la víctima; estudiarla y conseguir, por medio de las habilidades propias, la información necesaria para encontrar las lagunas de la fortaleza que todo ser ya sea mortal o inmortal tiene para proteger su alma de agentes extraños. Su especialidad es el alimentar al ego, hacer creer al sujeto que el ego es sí mismo, que es su amigo y entonces revolcarse con sus miedos creando la más hermosa orgía de inseguridades, halagadoras mentiras, miedos, falsas valentías y vertientes hacia el abismo.

Descripción Física & Pertenencias.


Ella nació como el bastardo y malfigurado engendro de la belleza y el poder. Un pensamiento, sentimiento... un auto engaño.
Lucifer creyéndose la creación más perfecta, hermosa y deslumbrante cayó a lo más profundo del Averno, seguido de la multitud de espíritus que admirados se dejaron deslumbrar por la belleza del primer pecado: La Vanidad.
¿Qué forma darle al principio de todo en lo que creerían? La corona de la creación de Dios había sido sacada de la costilla de la imagen y semejanza del Carpintero, siendo Satán el máximo imitador, ¿qué mejor que transfigurar la virtud de la belleza?
Así fue como se le dio forma al primer pecado: Tomando las formas delicadas de la mujer, la frágil apariencia de la dócil varona fue transtornada a la voluptuosidad de una nueva clase de demonio.
El rostro de este nuevo ser carecería de expresión alguna distinta al eternamente duro y desafiante semblante, volviendo de alguna manera u otra andrógino aquel rostro absolutamente contrario a la dulzura y devoción que poseía el de Eva. El mayor sacrilegio cometido fue el haber montado en la espalda de la dama un par de alas de murciélago (asquerosa y horrible creatura por naturaleza) que dieron paso al desfiguramiento del cuerpo, de tal fora que al alzarse sobre los aires, la extensión de sus piernas y lo sinuosas de sus curvas, aparentaran ser el cuerpo de una serpiente voladora.

Al nacimiento de la vanidad, se le fueron otorgadas dos espadas. Debido a que el poder del primer pecado capital es completamente mental, la única forma que tiene ella de defenderse es su par de espadas, tan fuertes como pueda ser el ego de su dueña.
Gustos & Desagrados.


No habrá cosa que ame más, que toda clase de ovación hacia su persona.

El espíritu derrotado que ha perdido el sentido de la esperanza, le es un delicioso manjar de placeres en cada paso que dé.

Suele tener en el armario gran variedad de ropa íntima, lencería y tacones: son sus debilidades.

Podría decirse que tiene cierta fascinación por el ir y venir constante de las olas. Piensa que de ser una de ellas, habría renunciado a su tarea de existir con la única certeza de que toda tu vida estarías encadenado a hacer lo mismo.

Las Personas cínicas, viles; son sus favoritas.

Amante es de todo aquello prohibido que la sociedad califica como tabú. Naturalmente esto es debido a su naturaleza pecaminosa.

¿No adivinas? Sí, tiene una severa obsesión con los espejos.

Aquellos misterios que son imposibles de descifrar sin trabajar en ellos por un largo tiempo, le son imposibles de resistir.

Naturalmente las horas a partir de las once de la noche se vuelven en sus favoritas. La oscuridad es un fetiche que tiene.

Sentirse superior al resto es una de sus mayores adicciones, por lo que perfeccionar cualquiera de sus habilidades y/o conocimientos; le generará una inmensa ola de satisfacción.

Quizá por su vanidad y propia concepción de belleza como demonio, es que adora sobre manera a las serpientes.

_______________________________________________

Aquellos seres transparentes y optimistas, le son el tipo más insoportable del abismo.

Es muy curioso pero, odia a los rubios. Muy raro sería que se sintiese atraída por uno.

Odia cualquier representación del amor en su faceta ágape.

Todo individuo que seducirle no represente ningún esfuerzo intelectual para Vanidad, ganará automáticamente el desprecio de ésta.

Como víctima de su propio pecado, la falta de admiradores, alabanzas, mimos, halagos y toda esa clase de acciones que tanto adora; le es algo sumamente detestable.

A la creación no corrompible de Dios: Las bestias y animales. Odia en ellos su capacidad de ignorar las tentaciones al no tener raciocinio.

Como todo buen demonio, los ángeles tiene la perfecta capacidad de sacar su lado más colérico y perverso.

La capacidad que tienen los humanos de encontrar la redención; nada le causa más asco que un alma arrepentida siendo salvada por Su Creador.

Envidia y por tanto desprecia a absolutamente cualquier ser que se atreva superarla en cualquier aspecto.


Habilidades & Debilidades.
    Perfect Liar
· Para poseer/abolir esta habilidad, habría que ser parte de los (pecados) Capitales o su equivalente celestial.
·La naturaleza de los poderes de Vanidad, radica en la persuasión mental y/o espiritual del oponente.
·La técnica (por ser llamada de alguna manera) consiste en la seducción casi irrevocable que tiene cada palabra salida de los labios de Vanidad. La forma en que moldea las palabras y lenguaje corporal, en conjunto con la energía oscura de la que es poseedora, vuelve cada una de sus palabras en una veracidad mortal incluso por encima de la lógica.
· Esta habilidad innata de los capitales, es usada por Vanidad con el fin de manipular, seducir, crear conflictos, esclavizar e incluso enamorar a su víctima.
· Lamentablemente, como todo en la vida, gay un pequeño punto ciego en tan perfecta pericia: De no ser que Vanidad tenga un mínimo contacto visual con su contrincante, la autenticidad de sus palabras puede verse reducida a una mentira corriente y vulgar.

    Love Disease
· Para poseer/abolir esta habilidad, habría que ser parte de los (pecados) Capitales o su equivalente celestial.
·La naturaleza de los poderes de Vanidad, radica en la persuasión mental y/o espiritual del oponente.
·Vanidad pareciera abusar de la discreción, pues sus habilidades aparentan ser reacciones tan normales en cualquier ser humano, divino o maldito que, son casi imperceptibles. Esta en especial es una maléfica combinación de manipulación de la mente, el cuerpo y el alma.
Tan sólo hace basta un pequeño beso en los labios para comenzar con la función: Cualquier tipo de contacto sexual entre Vanidad y una víctima predeterminada desde el contacto visual, tiene el efecto de hechizo o encanto de antaño en la víctima. Ésta se ve metida en un mar de deseos y pasiones inmensurables; aturdiendo a la mente inmediatamente, sometiéndole en un yugo de placeres al que es imposible negarse y desear más. El alma se ve atormentada con deseos llenos de lujuria y desenfreno, mientras el espíritu es lentamente invadido y conquistado por la energía oscura del Capital.
En resumen: A cada encuentro sexual (no importando el nivel de éste: Un inocente ósculo, un intercambio de caricias o el coito en sí mismo) la víctima desea, irrevocablemente, tener de ella más y más.
· Existe cierta predisposición de algunos humanos o demonios para caer en la trampa: Aquellos que han sido corrompidos con la lujuria tienen todas para ser sometidos por ella. Las feromonas también son un punto a favor pues, al ser la vasija de Vanidad claramente atractiva, la tasa de feromonas en el cuerpo de dicha humana, es altísima.
· La inocencia, la virtud y el desinterés son los principales factores que podrían llegar a derrotar la técnica.
·Curiosidad: Se cree que esta técnica fue usurpada de Lujuria. Aunque, claro, esto no sería algo que Vanidad fuese alguna vez a admitir.




Melissa Sucrè.
(Vasija).
Mujer. | 25 años. | Civil. | Secretaria. | Bloque Político de la Divisón Asiática. | Pansexual
Descripción Física & Pertenencias.

Las razones por las que Vanidad eligió como vasija a Melissa Sucrè, luego de observar por un segundo la esencia de dicha mujer, su sensualidad, clase, belleza, elegancia, fuerza y feminidad, son para obviarse.
Yéndonos por generalidades, es que se nombran los siguientes atributos:
·Melissa es una mujer alta, de aproximadamente 1.78 metros de altura.
·Es poseedora de una sedosa piel del color de la porcelana.
·La cabellera larga que cae sobre sus hombros, en su mayoría lacia pero inundada de caprichosos caireles por aquí y por allá, es naturalmente rosada por un genotipo (aparentemente) artificial, creado en antaño por el hombre.
·Su figura es esbelta y proporcionada; sus curvas son sinuosas y, como toda buena curva, peligrosas. Pesa apenas unos 59 kg y su nutrición es adecuada, no le hacen falta dietas para conseguir dicho peso.




"Ojos de ángel...
Si los ojos son la ventana hacia el alma, ¿qué es de aquel par de espejos no poseedores de un alma? Pues, para este par, el ausencia de espíritu facilita el malévolo uso que les da su dueña.
¿Y cómo no caer bajo los encantos de tan preciosa mirada? Dos hermosos zafiros recorriendo tu piel lentamente, apenas interrumpidos por el ir y venir de enormes, risadas, negras y pobladas pestañas; son tal cóctel de sensaciones como sólo su hermana Lujuria podría llegar a rebasar.
La fina frontera de este par de joyas, es fina y termina en un pequeño respingo, dando paso a la cueva que esconde una de las espadas más suaves y filosas en la Tierra. Ésta está escondida y resguardada por una perfecta muralla blanca de fuertes y pequeños dientes, a su vez escondidos por las puertas del abismo de la seducción. Dos puertas de pálido, carnoso y jugoso durazno.
Y todo este campo de peligrosos placeres visuales, está conformado por un perfecto y afilado óvalo blanco, enmarcado por un manejable flequillo ligeramente inclinado usualmente hacia la izquierda.



... piel de Demonio"
A sabiendas del formidable éxito de Melissa con los hombres, Melissa ha sabido sacar partido de sus atributos: Disfruta de toda clase de prenda provocativa, sin rayar en lo vulgar, suele ostentar marcados escotes, sugerentes faldas y rica lencería.
¿Y cómo no? Empezando desde su delicioso cuello, blanco como el mármol, nos deslizamos hacia el leve ensanchamiento de sus pequeños hombros, precursores de sus bíceps que a pesar de ser proporcionados a su esbelto cuerpo, poseen una apenas visible musculatura, que proveen a la peli rosa de una considerable fuerza, resultado de una vida atlética y sana alimentación.
Yéndonos por el cuello en línea recta, nos encontramos con el par de atributos favorito de la vanidosa: Su busto. Él, grande, suave y siempre deliciosamente bien perfumado; es natural, acogedor y cálido. Objeto de lujurias y distracciones, es uno de los atractivos a los que más les saca partido.
Deslizándonos un poco más abajo, llegamos a la avispada cintura de la Sucrè, a la que le continuan sinuosas caderas, madres de sus perfectamente torneadas piernas, que son las que finalizan el recorrido que todo hombre querría realizar.


·Pertenencias·

El único elemento con el que Vanidad, a sabiendas del delicado, efímero y valioso cuerpo que es el de Melissa Sucrè, nunca podrá estar sin él en paz: Es su elegante revolver Colt 9. Silencioso y clásico. Siempre escondido en sus ligeros negros o, en su defecto, cualquier otro punto discreto de su ropa íntima.












Historia.
Melissa Sucrè nació un cálido día de principios de primavera en el hemisferio norte, del año 2042. Desde dos años antes de su nacimiento, pequeños enfrentamientos iban definiendo día con día, muerte a muerte el destino que un día la Tierra correría.
"...Cada vez que he visto este mundo cambiar, siempre ha sido para mal".
—Evey Hammond. V de Vendetta.
Melissa era hija de un honorable hombre, un alto mando del ejército ruso: Leonid Romanov. Éste hombre, residente de San Petesburgo, independiente y apuesto, era víctima del ego masculino que dictaba el tener una esposa sólo de adorno y el uso de amantes o cortesanas con el fin de satisfacer sus bestiales instintos. En pocas palabras, Leonid Romanov tenía la vida perfecta.
~
Ludmilla Smirnov, de 27 años de edad; era una prometedora estudiante de derecho, comprometida con el galante Sergey Kozlov.
Ludmilla, había crecido en un hogar conformado por una familia perfectamente funcional, su padre le llenaba de cariños, otorgándole una correcta autoestima, mientras su madre le había instruido perfectamente en el camino de ser una mujer dócil, seductora y decidida. Su prioridad siempre fueron sus estudios, pero la oportunidad de un compromiso con un partido como Sergey Kozlov, era simplemente imposible de rechazar. A los 25 años se comprometió con él y a sus 27, estaban a unas semanas de la boda.
Ésta se llevó a cabo y la luna de miel dio lugar en San Petesburgo, por el sueño de Ludmilla de conocer el Palacio de Invierno.
~
La noche del 11 de octubre de 2041, el hilo rojo del destino se encargó de unir eternamente las almas de Ludmilla y Leonid en la única forma en que dos espíritus que habitan en mundanos cuerpos, pueden apropiarse y dejar marca el uno del otro. Los detalles de la forma en que se miraron por primera y efímera vez, a orillas del Nevá; los engaños necesarios para poder verse a solas y la forma en que sus dientes desgarraron la ropa que tanto estorbaba; son sólo vanalidades que no cabe destacar.
La pasión suele traicionar a los mortales y darles siempre la lección de cada acción no bien premeditada. La lección fue la preciosa Iliá; ella se encargó de estrechar su hilo rojo y, a pesar del odio mutuo por parte de Ludmilla y Leonid, provocó los continuos encuentros de estos dos personajes.
A los 8 años de Iliá, Sergey, que sospechaba la infidelidad de su hermosa joya, Ludmilla —pues Dios no le había otorgafo el don de la belleza, secreta y profundamente envidiado por Sergey—; contrató los hombres necesarios para conseguir pruebas de su idilio extramarital. Ludmilla había considerado a su esposo un retrasado, por lo que descubrirla no costó mucho trabajo: Rápidamente se descubrió el cimiento del hermoso perfil de Iliá. La carta de divorcio le fue entregada a Ludmilla unos días después.
~
Para los 15 años de Iliá, su residencia había pasado a ser la dulce capital de Francia, París. Ludmilla había cambiado su nombre a Gabrielle, para perder todo contacto con Leonid que, años antes, se había rehusado a proporcionarle cualquier tipo de ayuda para rehacer su vida, lo cual, naturalmente, Ludmilla nunca le perdonaría. Fue así como le privó de todo contacto con Iliá y nunca más se volvió a saber de él.

Fue en Francia donde Iliá, ahora nombrada Giselle, pasó los años de su pubertad. Ahí fue donde conoció al primer hombre que le abrió las puertas del corazón a orilla del Sena; en la época donde quiso dedicarse al arte, mas los conflictos que la Tierra vivía se encargaron de asesinar despiadadamente cualquier clase de esperanza que pudiese albergar su pobre alma atribulada.

A sus veintitrés años vivía en un modesto, pero bien ubicado departamento, con un título en Derecho —carrera elegida por su madre, patrocinadora absoluta de sus estudios— colgado en la pared poseedora de la ventana con vista al Sena y una bella mujer 3 años mayor que ella, que cada mañana preparaba pan francés y jugo de
naranja. Su nombre era Ethel Sucrè.
Ambas trabajaban y sólo de noche —cuando tenían ganas— podían recordar que vivían juntas y se amaban. La maldita noche del 4 de enero, a unos meses del cumpleaños 25 de Iliá, Ethel se suicido sin explicación o carta de redención. La vida de Iliá dejó de tener sentido.
~

La rutina, las falsas ilusiones que vivía día a día debido a la promiscuidad emocional que había desarrollado luego de la muerte de Ethel, Iliá permitió que toda clase de excesos y personas entraran en su cuerpo. En uno de esos desafortunados encuentros, conoció a Alphonse. Un tipo extraño de manías escalofríantes, su estilo era el sadismo. Por una razón u otra fue una de las relaciones que más tiempo pudo mantener, la forma en que le hacía el amor y alababa su belleza le embriagaban de soberbia. Él en poco se convirtió en su única forma de conseguir algo de seguridad, autoestima; el único sujeto con el que valía la pena estar: el único sujeto que le alababa sin cesar.
Él reconoció inmediatamente esta codependencia de ella, vio su vacío interno llenándose con cada mentira de soberbia sin poder parar.
Supo que ella sería la elegida.
~

Alphonse era un hombre introvertido que había crecido a manos de una irresponsable cortesana, que por suerte —¿suerte?— tenía por compañera a una joven bruja que instruyó al pobre niño de los ojos negros al camino hacia el suicidio espiritual. Ella murió se sífilis a los 7 años del niño. Lo único que quedó de ella fueron algunos cuantos libros y el amor por la invocación.
A sus veinte años era el segundo al mano de su propia secta satánica. La razón por la que se había negado a ser el líder eran propiamente personales, patrocinadas por sus inseguridades. En su larga lucha por conseguir algo de autoestima, había conseguido alguna que otra invocación con éxito de demonios del noveno círculo, los que no hicieron más que lacerar las heridas de su personalidad marchita.

El día que marcó su vida para siempre, fue el 22 de octubre a sus 26 años: Invocó a un Capital.

No tenía ni la menor idea de quién era, sólo supo que era una mujer muy bella. Él le alabó como sólo un esclavo sin aspiraciones logra, obteniendo al instante la gracia de Vanidad, la que se convertiría en su protectora.
Dedicó los siguientes 10 años de su vida a su alabanza, sirviéndole de contacto con los hombres y distracción ocasional. La razón por la que no le tomó de vasija —a pesar de la insistencia de Alphonse— era la falta de belleza y dignidad de su adorador.
El día en que Alphonse yació por primera vez en el regazo de Iliá, Vanidad posó sus ojos con agrado en el cuerpo desnudo de la rusa: Inmediatamente anunció a Alphonse que ella sería su vasija.

~

En el invierno de 2041, Alphonse preparó la ceremonia para el ritual de posesión de Vanidad al cuerpo de Iliá. Ella estaba inconsciente en el sillón de su propio departamento, llena de éxtasis por todo el cuerpo. Al despertar, juntos, Alphonse y, la ahora llamada Melissa, viajaban juntos hacia Japón.














Thanks Pyrite Wolf
Libera tu mente, alimenta tu espíritu.

Vocaloid 3.
Megurine Luka



Última edición por Vanidad. el Jue Mar 21, 2013 1:44 pm, editado 2 veces
avatar
Vanidad.
Vanidad.
Vanidad.

Mensajes : 10
Edad : 22
Localización : Espejito, espejito, ¿quién es la más bella de todas?.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vanidad de vanidades.

Mensaje por Liam O' Connor. el Vie Feb 22, 2013 3:03 am

Bien.
Ciertamente leer dentro de esa tabla fue una odisea, pero se ve lindo (?)
y el contenido es esquicito. La espera valio la pena, bienvendida Vanidad.





--------
Liam Ó Connor es un ex-reportero de guerra desertor del ejercito estadounidense y declarado traidor de la nacion por vender informacion clasificada a las lineas enemigas mucho antes de que los bloques aliados se unificaran. Desde entonces Parker viaja de formas clandestinas y poco ortodoxas alrededor del globo, esto con el fin de ir recolectando informacion de lo que acontece en cada region del mundo para despues venderla y mantenerce con vida en las tierras que pisa
_._
avatar
Liam O' Connor.
-
-

Mensajes : 89
Localización : Alrededor del mundo

Ver perfil de usuario http://hopeless.foros-activos.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.